Mayra Fernández llegó para aliviar el dolor de los ciclistas del Team Sin Fronteras

Por Manuel Quizhpe

Mayra Fernández (der.), acompañada de William Tobay (izq.) y Joel Burbano (centro).
Foto: Cortesía de @pasodeoroec.

Mayra Fernández cumplió un sueño que muchos pedalistas y profesionales anhelan: ser parte de una Vuelta Ciclística al Ecuador. La fisioterapista cuencana no se subió a una bicicleta, pero su protagonismo se reflejó antes y después de las seis etapas de la edición 37 del giro que culminó la noche de este sábado 28 de noviembre del 2020.

La profesional de 33 años decidió salir de su zona de confort y aceptó el reto. Con sus delicadas manos y sus conocimientos alivió los dolores de los ciclistas del Team Sin Fronteras, entre ellos el carchense Joel Burbano, ganador de la cuarta etapa, subcampeón general de la Vuelta y campeón general de la montaña. De ese grupo también formó parte el pedalista cuencano William Tobay.

Él, precisamente, fue quien hizo posible su vinculación al equipo. “William me recomendó y vinimos a darle apoyo al Team Sin Fronteras”, comentó Fernández. Para ella, ser parte del giro resultó una vivencia nueva porque salió de lo rutinario. Se mostró sorprendida de ver a los ciclistas “cómo se sacrifican y sufren cada día dando el cien por ciento, es algo extraordinario”.

Su trabajo durante la Vuelta fue lograr que el deportista esté al 100%, antes y después de la competencia. Después de cada jornada hacía una evaluación de la biomecánica de cada ciclista del equipo para saber cómo estaba funcionando el cuerpo y según eso se enfocaba su plan de tratamiento.

Mayra asegura que sus manos ya están educadas para encontrar qué parte del cuerpo del ciclista o de cualquier otro deportista necesita recuperación. Eso lo aprenden a través de Anatomía, en la Universidad. Sabe de memoria el origen y la ubicación de cada músculo y todos los componentes de los sistemas nervioso y óseo.

La fisioterapista cuencana alivia el dolor de Joel Burbano en la Mitad del Mundo, en Quito.
Foto: Cortesía de @pasodeoroec.

Fernández se siente satisfecha por haber sido parte del Team Sin Fronteras, un equipo con poca ayuda externa, cuyo presupuesto fue cubierto en su mayoría por los propios ciclistas. “Hemos colaborado para que ellos cumplan sus sueños, ayudando a recuperar su cuerpo”.

Tiene el título de licenciada en Terapia Física, obtenido en la Universidad Estatal de Cuenca. Labora 12 años en fisioterapia y desde hace 6 años cuenta con su propio centro: Fisiosaludcuenca, local ubicado cerca del coliseo Mayor Jefferson Pérez.

Su actualización de conocimientos es permanente. Se ha especializado mediante dos diplomados y certificaciones. Al finalizar la edición 37 de la Vuelta Ciclística se siente satisfecha y su próximo reto es seguir una maestría.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: